Si hay una vitamina que a todos nos venga a la mente en situaciones en las que presentamos síntomas de debilidad del Sistema Inmunológico es la vitamina C.

Es uno de los nutrientes más “famosos” y de probada eficacia para la salud, siendo su poder antioxidante y su eficacia para reforzar el sistema inmunológico entre los más conocidos.

Los humanos, precisamos obtener la vitamina C de los alimentos. Algunas de las constantes cualidades en las que es imprescindible la Vitamina C, son:

– Crecimiento

– Reparación de Tejidos, a nivel interno y externo.

– En patologías en las que la piel se ve afecta, se recomienda  su ingesta.

– Como sintetizador de una proteína que produce la piel, los tendones, los ligamentos y vasos sanguíneos: COLÁGENO.

– Ayuda a reducir el colesterol.

– Apoya al cuerpo en cerrar y sanar las heridas formando tejido cicatrizal.

– Actúa como un cofactor esencial de reacciones enzimáticas, como la Carnitina,  (transformando la grasa en energía), o la Catecolamina (hormona que producen las Cápsulas Suprarrenales).

– Gran potenciador de la calidad visual y preventivo de las Cataratas.

– Beneficioso para el mejor funcionamiento de las articulaciones y huesos por medio del Colágeno a través de los tejidos.

– Excelente Antioxidante.

– Previene la Arteriosclerosis.

– Apoya en la formación de neurotransmisores y disminuye los impactos de la depresión, especialmente la que afecta a quienes se ven afectados por las estaciones.

– Recomendado en caso de quemaduras tanto internas (úlceras …),  como externas (afectaciones de la piel accidentales o provenientes del interior como llagas, etc… ).

La Deficiencia de la Vitamina C

Habitualmente las alteraciones por carencia de vitamina C, son palpables a un buen observador:

  • Anemia
  • Articulaciones que presenten dolor e inflamación
  • Escorbuto, cuyos síntomas son: depresión nerviosa, desprendimiento de dientes, dolores generalizados, pérdida del apetito, dolores articulares, petequias y hemorragias.
  • Esmalte dental debilitado
  • Hematomas espontáneos y sin explicación conocida.
  • Inflamación y sangrado de las encías
  • Palidez
  • Piel áspera y reseca
  • Retardo en la cicatrización
  • Sangrado nasal
  • Tendencia a hemorragias de cualquier índole
  • Tendencia a procesos gripales y catarrales.

Hablando de Alimentos, una buena dieta que posea Vitamina C cada día, es menester de calidad para cualquier ser humano que se precie, es por ello que te invito a que descubras, la delicia de sabor y bienestar con los que nos provee la Sabia Naturaleza.

Los alimentos más relevantes son por cada 100 grs de alimento, la cantidad de vitamina C que poseen:

  • Cáscara de limón: 129 mg
  • Cereales para el desayuno con chocolate enriquecidas con vitaminas y minerales: 81 mg
  • Cereales para el desayuno con frutas enriquecidas con vitaminas y minerales: 90 mg
  • Cereales para el desayuno natural enriquecidos con vitaminas y minerales: 100 mg
  • Compota de frutas diversas: < 99,3 mg
  • Fresas frescas: 67 mg
  • Frutas rojas (frambuesas, fresas, grosellas): 67,9 mg
  • Chile: 144 mg
  • Grosella negra: 200 mg  
  • Guayaba: 200 mg (fruta del trópico)
  • Hierbas aromáticas frescas: 143 mg
  • Litchi fresco: 71,5 mg
  • Mezcla de frutas rojas (frambuesas, fresas, grosellas, grosella negra) BIO: 60,90 mg
  • Papaya fresca: 80 mg.
  • Perejil fresco BIO: 210 mg
  • Pimiento rojo asado: 81 mg
  • Pimiento rojo crudo BIO: 190 mg
  • Pimiento verde asado: 69 mg
  • Pimiento verde crudo BIO: 150 mg
  • Pimiento verde, amarillo o rojo asado: 74,4 mg
  • Pimiento verde, amarillo o rojo crudo BIO: 148 mg
  • Rábano crudo BIO: 127 mg

La dosis diaria recomendada de vitamina C oscila sobre los 65 a 90 miligramos (mg) por día y adulto, y el límite máximo es de 2000 mg por día. Aunque es poco probable que la ingesta excesiva de vitamina C en la dieta sea perjudicial, las megadosis de suplementos con vitamina C pueden provocar diarrea.

Interacciones

Algunas de las posibles interacciones son las siguientes:

  • Aluminio. El uso de vitamina C puede aumentar la absorción del aluminio de los medicamentos como los quelantes de fosfato. Esto puede ser perjudicial para las personas con problemas renales.
  • Quimioterapia. Existe preocupación respecto a que el uso de antioxidantes, como la vitamina C, durante la quimioterapia podría reducir el efecto de las drogas.
  • Estrógeno. Tomar vitamina C junto con anticonceptivos orales o con terapia de reemplazo hormonal podría elevar los niveles de estrógeno.
  • Inhibidores de proteasa. El uso de vitamina C por vía oral podría reducir el efecto de estos medicamentos antivirales.
  • Estatinas y niacina. Tomar vitamina C con niacina, que podría beneficiar a las personas con colesterol alto, podría reducir el efecto de la niacina.
  • Warfarina (Coumadin, Jantoven). Las dosis altas de vitamina C podrían reducir la respuesta a este anticoagulante.

Igualmente, en nuestra tienda on-line disponemos de variedad de suplementos y Vitaminas, entre ellas la vitamina C, apoyando la facilidad a la hora de ingerirla como complemento nutritivo a la dieta básica de todos y cada uno de los que somos amantes de cuidar de nuestro bienestar con mimo consciente.

Te esperamos en nuestro local de Madrid: Ocean Soul Care * Wellness Holistic Club, en el que también puedes verte beneficiado con tratamientos faciales que llevan Vitamina C  (visita nuestros tratamientos) como la base de una piel, tersa y lozana, aplicada con Dermapen.

Te esperamos.

Gracias por Ser y Estar.